Caerse los palos del sombrajo

indicar sorpresa mezclada con disgusto y con sensación de impotencia ante algo: “Esa chica me gustaba muchísimo y cuando me enteré de que tenía novio se me cayeron los palos del sombrajo“.

El “sombrajo” es la sombra hecha con un toldo de ramas, cañas o tela, sustentado por tres o cuatro palos. Si se caen los palos, el invento se viene abajo.

Leave a Reply